¡Urgente!


Vayamos siempre detrás de esa Extra Mile

Probablemente se estén preguntando de qué tratará esta entrada considerando lo general que resulta el título y bueno, en realidad el tema que voy a tocar hoy considerando las nuevas demandas de este mundo cada vez más globalizado sí resulta desde mi perspectiva muy importante: Los voluntariados. 

Si te preguntás por qué deberías seguir leyendo este post cuando se trata de algo que quizá te parezca aburrido e innecesario yo te voy a dar tres razones.

Pero antes de dar dichas razones quiero recalcar algo de suma importancia. Todos los días estamos escuchando las distintas problemáticas que afectan a nuestro país, y a pesar de que una gran mayoría es indiferente a ello, muchos de nosotros sentimos en ese la necesidad de hacer un cambio. No dejemos que esos deseos queden solamente en impulsos; a través de un voluntariado, sin importar la causa social estamos dejando una huella en nuestro país, no importa qué tan grande o pequeña sea, al final eso nos convierte en agente de cambios.

Dicho eso les presente las tres razones por las cuales deberían de participar en un voluntariado:

  1. En un voluntariado absolutamente todos los involucrados ganan ¿y a quién no le gusta ganar algo?
  2. Hoy adquirir experiencia en un voluntariado ha llegado en algunas universidades y empresas a ser un requisito para que tu perfil sea considerado.
  3. Ampliás tu red de contactos, que con base a mi reciente experiencia me he dado cuenta que es indispensable, ya sea que estés dentro o fuera de tu país.

Si con esto no les convenzo de seguir leyendo, al menos espero haber dejado en su mente una de estas tres razones y la importancia que tienen estos voluntariados no solo para nosotros sino en nuestro aporte como seres humanos a la sociedad; ya verán que el en un futuro si su propósito es estudiar en el exterior o trabajar para empresas que cuentan con responsabilidad social (un compromiso que las empresas adquieren a través de proyectos para mejorar el mundo), un voluntariado cambia la forma en que estas dos importantes organizaciones pueden considerarlos.

Llegados a este punto vamos a tocar la primer razón. En un voluntariado lo primero de lo que tenemos  que ser conscientes es que lo más probable es que no vamos a tener ninguna remuneración monetaria y que vamos a tener que dar un par de horas de nuestro tiempo cuya frecuencia va a depender del acuerdo que tengamos con la Organización sin fines de lucro que estemos tratando, sin embargo, ya sea porque tu intención sea simplemente ayudar a otros o no, al final hacer un voluntariado mejora tu perfil como persona y como futuro profesional, y esto viene por añadidura porque los primeros beneficiados son todas esas personas que necesitan de tu ayuda, ya sea en educación, en salud, en alimentación o en vivienda.

Quienes ya han realizado un voluntariado se los digo con un 100% de certeza: da sus frutos a corto o largo plazo, y cuando menos lo pensamos puede sernos muy útil y abrirnos puertas; y esto tiene mucho que ver con el segundo punto, parte de la ganancia que nos queda de un voluntariado además del certificado que todas las ONGs te dan, es el nuevo conocimiento, habilidades y experiencia que adquirís.

Hoy el mundo está más globalizado que nunca y debemos ser conscientes que ahora los tipos de empresas se han diversificado, ya los tiempos donde solo se requería del trabajo de fuerza ha terminado. Si bien es cierto que todavía tenemos de ese tipo de negocios (como son las zonas francas) las necesidades de las diferentes poblaciones alrededor del mundo han variado y con ello ha venido lo que conocemos como movimientos sociales que son quienes ejercen presión sobre las empresas y los gobiernos, para que estos se preocupen por cuestiones como el calentamiento global, la reducción de la pobreza, la educación, la distribución del agua, entre otras cosas, lo que conlleva a que las empresas ya sea de producción o servicio comiencen a implementar en sus políticas, misión y presupuesto la famosa: responsabilidad social empresarial.

Esto no quiere decir que el mundo se ha vuelto más humanitario y que tenga más conciencia; las empresas trabajan principalmente en función de sus intereses y han comenzado a implementar esto porque de no hacerlo tendrían repercusiones no solo con organismos no gubernamentales que protegen los diferentes derechos e intereses de los grupos sociales  a los que se ayuda, sino también con muchos de sus clientes que sienten preocupación por otros y que pueden ser parte de los diferentes movimientos sociales. Hoy en día los consumidores (una parte de ellos) no sólo están interesados en adquirir un producto de calidad, sino también en que la empresa que lo fabrique posea buenas prácticas y apoye una causa social.

Dicho todo esto, estas empresas que practican la responsabilidad social que son desde bancos hasta restaurantes, en el momento en que van a reclutar nuevos miembros toman muy en cuenta las habilidades que la persona adquiere en los diversos voluntariados; estas habilidades van desde comunicativas (una de las más importantes) hasta las técnicas.

Además si sos joven, considerando que vivimos en un país como Nicaragua donde las empresas te piden como 3 años de experiencia cuando apenas estás saliendo de la universidad, sin haber tenido la oportunidad de hacer suficientes pasantías, un voluntariado le vendría bien a cualquiera.

Además que eso puede hablar muy bien de tu persona, le dice a la empresa o en otro caso a las universidades que sos una persona proactiva que se interesa por aprender cosas nuevas y que ocupás tu tiempo productivamente.

Por último pero no menos importante es que al ser parte de un voluntariado ampliás tu red de contactos, que en un nombre más técnico es lo que muchos conocen como networking, la cual nos permite establecer una relación de negocio que nos puede brindar beneficios laborales, empresariales y hasta personales.

El mundo se mueve por contactos, esa es una realidad. Cuantos más contactos (productivos) obtengamos mucho mejor, y como dije esto sirve estando dentro y fuera de nuestro país. En Latinoamérica funciona mucho eso de obtener un trabajo por tener un apellido “reconocido” pero en otras partes del mundo como Europa o Estados Unidos tus logros van en dependencia de tus esfuerzos y estas son culturas que toman decisiones con base a información y no por un simple apellido, ¿esto que quiere decir? que si estas en uno de estos países hasta para conseguir que te renten un cuarto (lo digo por experiencia propia) te piden un contacto de referencia ¿y qué mejor forma de auto recomendarse que dando algún contacto que te conozca de alguna institución como las bibliotecas locales (que fue mi caso) o las ONGs para que hablen de vos como persona y como profesional?

Los voluntariados nos hacen crecer como personas y cambian muchas de las percepciones erróneas que podemos tener sobre la vida. Nos hace chocar con una nueva realidad, por ejemplo, yo trabajé  en un hogar de niños con parálisis cerebral, ellos literalmente no hacen más que respirar y comer, ahí aprendí lo afortunada que soy con solo poder articular una palabra. También está una ONG creada por jóvenes egresados de la universidad donde estudio (Universidad Thomas More) llamada Food 4 All, en la cual desde hace un año donan una gran cantidad de comida para fechas especiales a comunidades de escasos recursos, tanto a familia como niños que a veces solo comen una vez al día y con suerte algo decente.

Hacer un voluntariado nos abre los ojos, nos enseña como es el mundo de verdad y también nos hace reconocer lo afortunados que somos de tener nuestros tres tiempos de comida aunque solo sea arroz, frijoles, tortillas y queso.

Si después de esto no los he convencido de hacer un voluntariado ya sea porque les gusta ayudar a otros o porque quieren obtener un certificado, de verdad en algún momento van a replantearse esta idea y seguramente harán más de algún voluntariado.

Para cerrar solo quiero recordarles que en un voluntariado ganamos todos, y que no importa si sos una persona que te guste la idea de solo estar en una oficina o fuera de ella trabajando con personas, al final el voluntariado puede hacerte cambiar de idea y para que vean que no soy la única que piensa de esta forma les dejaré a lo largo de la semana pequeños testimonios de personas que han sido parte de algún proyecto social, así como también una lista de ONGs (con su respectivo link para que puedan informarse más por si les llama la atención) donde pueden realizar voluntariados y también fotografías de las diferentes experiencias que he vivido a través de voluntariados.


 

Editora:

Eliza Rocha Castaneda

 

Un comentario sobre “¡Urgente!

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: